web analytics

Quién Soy?

“Tuve que dejar de trabajar. Estaba desesperada por el dolor. Afortunadamente conocí Várices Nunca Más y mi vida, dio un giro de 360º”

Angelica VillagránMe llamo Angélica Villagrán y tengo 40 años. Nací en Montevideo, Uruguay. En dicha ciudad tengo mi propia peluquería. Afortunadamente y debido al esfuerzo emprendido por mí y mi familia, el negocio está en su mejor momento. Soy madre de dos hermosas niñas, Julieta y Selene, mellizas de 6 años. Estoy casada hace 10 años con mi marido Emanuel.

Adoro trabajar. Hace ya 8 años que la peluquería me demanda mucho tiempo. Siempre fui una persona muy activa y emprendedora, sumando el esfuerzo que acarrea la crianza de dos mellizas.

Como comenxo mis problemas de Varices

Fue hace año y medio aproximadamente que comencé a sentir fuertes dolores en las piernas y tobillos.Posteriormente comenzaron a sucederme calambres cada vez más fuertes y sumado a esto empecé a sentir una fuerte comenzon en los tobillos que en ocasiones se tornaba desesperante.

Los días que tenía que atender a muchos clientes, el trabajo en la peluquería se hacía insoportable. Tuve que contratar una empleada más para que pueda suplirme en mis funciones debido a los dolores tan fuertes que tenía.

Acudí al médico que para mi sorpresa me diagnosticó várices. “¿Pero si yo no veo ninguna marca?” le comenté. Mi médico me explicó que estaba transitando los primeros síntomas de una mala circulación sanguínea. Y tenía razón. No pasaron dos semanas del diagnóstico que empezaron a aparecer las primeras líneas varicosas.

Inicié tratamientos con cremas anticoagulantes y analgésicas. En un principio funcionaban temporalmente. Calmaban mis dolores. Luego comencé con pastillas. Me recetaron diuréticos para eliminar el exceso de líquido y otros analgésicos también.

Estaba entrando en un círculo vicioso de remedios y pastillas. Mi estómago estaba muy sensible, tuve que dejar de trabajar por un tiempo porque ya no podía ni caminar. Muchas veces preferí aguantar el dolor que tomar pastillas.

Al no encontrar soluciones opté por las inyecciones o más conocido como escleroterapia. Estaba tan desesperada que no medí el alcance de mi decisión y terminé arrepintiéndome en poco tiempo. Todo generaba un alivio temporal y luego el dolor volvía con más fuerza.

Además del problema estético, lo que más me generaba impotencia, era no poder continuar con mis actividades, mi trabajo, la crianza de mis hijas. Llegué a deprimirme. Fue mi marido Emanuel, que al verme tan triste comenzó una investigación con nuevos métodos o tratamientos que no hayamos probrado aún.

Como conoci al programa Varices Nunca Mas

Fue Emanuel quién se topó con el programa  Varces Nunca Mas de  de Estefanía Garret, especialista en flebología. Investigamos sobre su trabajo y automáticamente captó mi atención. Parecía ser lo que buscaba. Estefanía Garret propone un programa para eliminar las várices de manera natural y combatiendo las causas y nó los síntomas.

>> Si quiéres conocer cómo pude eliminar las várices y las arañitas no dudes en HACER CLIC AQUÍ!

Decidí probar y seguí al pie de la letra todo el programa paso a paso. Durante los primeros días los síntomas de hinchazón, picazón y calambres cesaron completamente. Fue increíble, por fin un respiro a mis dolores.

Luego de 40 días de tratamiento, el aspecto estético de las várices habia mejorado notablemente y no dude en seguir con el programa. Y efectivamente, aproximadamente luego de los dos meses, no quedaban rastros de aquellas marcas violáceas.

Con el plan Várices Nunca Más encontré la solución que buscaba. No recurrí nunca más a las inyecciones o a los analgésicos. Quiero recomendarte este programa ya que me imagino lo difícil que puede ser pasar por esto.

>> Conoce el secreto para terminar con las várices en 60 días. HAZ CLIC AQUI

No dejes que la tristeza te paralice. Estefanía Garret ha diseñado un plan completo y efectivo para acabar con tus varices no dudes más. Te lo recomiendo!

Te mando muchos besos.

Angélica

varices nunca mas pdf descargar

0 comments… add one

Leave a Comment